El BMW 3.0 CSL Hommage R rinde homenaje a su antepasado

Aprovechando los 40 años de BMW en Norteamérica -la primera vez que la marca vendía autos fuera de Europa- y del estreno de BMW Motorsport, la marca alemana muestra en el Concurso de Elegancia en Pebble Beach (California) el espectacular prototipo BMW 3.0 CSL Hommage R, todo un homenaje al glorioso pasado del 3.0 CSL original de 1975 en el que está inspirado.

Aquella máquina de carreras fue capaz en su primer año de competición en USA, en 1975, lograr numerosas victorias, entre ellas, Las 12 Horas de Sebring, o el triunfo en el trazado en Laguna Seca, a apenas 25 kilómetros de Pebble Beach. El primer año de BMW terminó con el BMW 3.0 CSL blanco decorado con los colores de BMW Motorsport ganando el campeonato de constructores en su primer intento.

Este éxito, combinado con el impresionante diseño y la leyenda ‘Bavarian Motor Works’ en los parasoles del parabrisas delantero y trasero, anunciaron la llegada imparable de la marca BMW a Norteamérica; detalles todos ellos proyectados en este ‘CSL del Siglo XXI’: el número 25, los colores rojo y azul de BMW Motorsport, la forma de ‘X’ en los faros, las llantas monotuerca doradas de 21 pulgadas de diámetro o el enorme alerón fijo de la zaga.

Como su antepasado, el BMW 3.0 CSL Hommage R está ideado para circuito. Su construcción así lo demuestra, y es que está basado en un chasis monocasco en fibra de carbono al que van anclados los dos baquets de competición, así como una jaula antivuelco, también unida al techo de la propia carrocería, y un espacio destinado a depositar los cascos.

Por último, el interior es un derroche de tecnologías al servicio del conductor-piloto. Destacan un panel de instrumentos en madera retroiluminada -por supuesto también hay carbono en otras zonas del habitáculo- donde se proyecta información, como por ejemplo, el trazado de Laguna Seca y sus puntos de frenada; una visera del casco a modo de Head-Up Display en la cual se proyectan datos como la velocidad, la marcha engranada y las revoluciones; o las mangas del mono se iluminan para señalar el movimiento de la información desde la columna de la dirección hasta el visor del casco.