BMW Concept M4 GTS en Peeble Beach

BMW Concept M4 GTS

El fabricante alemán BMW siempre sorprende en el Concours d’Elegance de Peeble Beach en California (EEUU) con algún auto que quita el sentido. Este año lo hace con un nuevo modelo de altas prestaciones, apto para el tráfico mundano pero ideado para los circuitos. Se trata de la versión más deportiva del nuevo M4 lanzado hace ya un año, el BMW Concept M4 GTS, mediante el que BMW M GmbH retorna de nuevo a sus raíces.

Continúa con la secuencia de versiones especiales del M3, el BMW M3 Evolution de 1988, el BMW M3 Sport Evolution de 1990, el BMW M3 GT de 1995, el BMW M3 CSL de 2003, el BMW M3 GTS de 2010 o el BMW M3 CRT de 2011. Siempre con tecnologías provenientes de la competición, mayores cifras de potencia, materiales aligerados y a la fabricación de una cantidad limitada de unidades, estos modelos garantzian las máximas prestaciones y menjo exclusivo.

“Mientras que M4 Coupé es la combinación perfecta entre genes del deporte del motor y utilidad diaria sin limitación, el Concept M4 GTS marca las pautas por su tecnología y por haber sido concebido para las pistas de carreras. Sin embargo, a pesar de sus cualidades de competición, se trata de un automóvil apto para su uso en el tráfico normal”, explica Frank Meel, presidente de la junta directiva de BMW M GmbH.

El BMW Concept M4 GTS es portador de soluciones tecnológicas nuevas, que se estrenarán posteriormente en un modelo fabricado en serie. Concretamente, el Concept M4 GTS cuenta con el innovador sistema de inyección de agua, que ya consigue aumentar la potencia y el par motor en el BMW M4 MotoGP Safety Car. Adicionalmente, el Concept M4 GTS utiliza luces posteriores con tecnología de diodos orgánicos de emisión de luz (OLED), que dibujan un silueta trasera muy exclusiva.

Trasera del BMW Concept M4 GTS

A nivel diseño incorpora detalles de altas prestaciones como un deflector delantero regulable manualmente a juego con un alerón trasero de grandes dimensiones, ambos realizados en fibra de carbono. El capó delantero, por su parte, es de polímero reforzado con fibra de carbono (PRFC) muy ligero. Se remata su dinamismo con el color Frozen Dark Grey metalizado, así como se subraya con unas llantas de aleación ligera forjadas de 19 pulgadas delante y 20 detrás.

El remate final cae en manos de las ópticas traseras con tecnología de iluminación OLED. Gracias a la posibilidad de activar por separado diversos módulos luminosos, se dispone de nuevas posibilidades para escenificación lumínica. Crean una apariencia inconfundible y una expresión de máxima precisión.