Lamborghini Aventador LP 700-4, el sucesor del Murciélago

Lamborghini Aventador LP 700-4

Lamborghini Aventador LP 700-4

Vehículos como el Diablo, Gallardo o Countach no habrían existido si el entusiasta coleccionista de autos deportivos y dueño del consorcio Lamborghini no hubiera tenido problemas mecánicos con sus Ferrari, especialmente con el 250 GTB al que le fallaba constantemente el embrague. Molesto por la poca calidad del producto, el empresario italiano se quejó ante el famoso constructor automotriz Enzo Ferrari, quien denigró la opinión de su cliente al decir que un fabricante de tractores no podía entender sus coches, frase que disparó la idea en el iracundo Lamborghini de fabricar automóviles deportivos para competir con el Cavallino Rampante. El proyecto se concretó y medio siglo después la marca europea sigue siendo uno de los mayores exponentes de la industria en el segmento de autos ostentosos.

Pero la historia no acaba allí. En el pasado Salón Internacional del Automóvil que se realizó en la ciudad de Ginebra, la marca mediterránea presentó al sucesor del célebre Murciélago, el Lamborghini Aventador LP 700-4, vehículo biplaza cupé de dos puertas con apertura de tijeras que hace recordar al glorioso Lamborghini Reventón, edición limitada a 20 unidades de un millón de euros cada uno que fue inspirado en el avión caza F-22 Raptor.

El impresionante automóvil Aventador LP 2012 acomoda un nuevo motor atmosférico central V12 de 6,5 litros hecho de aluminio-silicio que detona 700 caballos de fuerza y 509 libras pie de torque. Al conjugar este poder mecánico con una transmisión manual robotizada de siete velocidades que se conoce con el nombre de Independent Shifting Rods o Desplazamiento Independiente de Roces (ISR), el Aventador LP alcanza los 100 km/h en extraordinarios 2,9 segundos y una velocidad máxima de 350 km/h.

Según los voceros de la marca, el motor del Aventador LP ha sido diseñado desde cero, es 8% más potente que el antiguo Murciélago y 20% menos comelón, pues ahora requiere de 17,2 litros de gasolina por cada 100 kilómetros recorridos. Por otro lado, Lamborghini deja claro en su nueva creación que tiene preferencia por el bajo peso del carro, poco más de 1.600 kilos, al desechar la conocida caja de doble embrague DSG para colocar una más liviana pero sin sacrificar la velocidad de cambios que es necesario en estos bólidos.

El diseño exterior del Aventador LP conserva la naturaleza Lamborghini, futurista y provocador que deja con la boca abierta y la mirada perdida tanto a grandes como chicos. El chasis es monocasco hecho a base de fibra de carbono y reforzado con aluminio, materiales también utilizados en la carrocería que tiene proporciones arrolladoras, muy característico de la marca, pero que no dejan de sorprender: 4,78 metros de largo, 2,26 de ancho y 1,14 de altura.

Por dentro se aprecia la alianza entre el deportivismo extremo y la corriente lujosa. El habitáculo no es muy diferente al visto en el jubilado Murciélago, aunque sí se detecta un crecimiento en el tamaño del tablero central y en la presentación de los relojes de instrumentos que ahora trae pantalla multifuncional de LCD. La tapicería y piel que recubre el interior es de doble tono con infinidad de posibilidades para personalización y se agrega una pantalla a color, más grande que la vista en otros modelos de la marca, para control del audio y navegación satelital.

Bajo el sublime Aventador LP, la suspensión es tipo Pushrod, de brazos horizontales fabricados en aluminio, sistema importado de las pistas de Fórmula 1. Los frenos son de discos carbocerámicos de 400 mm de seis pistones adelante y 380 mm con cuatro pistones atrás.

Luego de la presentación del deportivo italiano, Aventador LP,el pasado mes de marzo en la capital suiza, las órdenes de pedidos llovieron a la marca europea hasta agotar por completo el primer año de producción. Aunque ya están hechos los pagos de más de 330.000 euros por unidad, no será sino hasta el próximo verano 2011 cuando los afortunados compradores puedan circular por las autopistas del mundo tras el volante de su nuevo Lamborghini Aventador.

Para ver este auto en desplazamiento ingresa a Lamborghini Aventador LP 700-4, un paseo en la cuidad