Motores BMW Serie 3: segunda generación

BMW Serie 3 325e

BMW Serie 3 325e

La segunda generación llega con un nuevo diseño, aerodinámico optimizado, con más espacio y confort, mayor salida de potencia, así como las variantes adicionales de carrocería y motor. BMW ha ampliado de manera constante su rango de modelos más exitoso, ofreciendo soluciones a la medida que se ajustan a los gustos de los clientes. Esta generación celebra el debut de un auto familiar de cuatro puertas (1983), del BMW Serie 3 Convertible y del auto deportivo BMW M3 (ambos de 1985).

Con el motor de seis cilindros que se introdujo en 1984, el BMW lanza un nuevo concepto de ahorro de combustible.

El BMW 325e era potente, económico y limpio: el primer BMW Serie 3 estaba disponible exclusivamente con un convertidor catalítico. Los responsables habían demostrado su valor con el BMW 324d, el primer sedán deportivo Premium basado en el Serie 3. Además, el ultra poderoso BMW 325i hace su debut. Al igual que un BMW 325iX, el auto está equipado con una tracción de cuatro ruedas permanente. La caja de velocidades, con su clutch viscoso, se facilitó el uso del ABS, que se incluye como estándar en ambos modelos.

Con el estilo tan atractivo de la versión Touring de 1987, BMW demuestra que la diversión de conducir y el alto valor de utilidad, así como el espacio y la funcionalidad no necesariamente se contradicen mutuamente. Asimismo, el primer modelo de diésel y el primero de tracción en las cuatro ruedas se incorporaron al BMW Serie 3. El exitoso resultado de esta estrategia: Con más de 2.3 millones de unidades vendidas, las ventas del modelo predecesor fueron excedidas hasta por un millón.

El año de 1989 vio la llegada del BMW 318is, que corresponde al primer auto de producción de cuatro cilindros equipado con una cabeza de cilindro de cuatro válvulas.