Nissan Murano Cross Cabiolet 2011

Nissan Murano Cross Cabiolet 2011

Nissan Murano Cross Cabiolet 2011

El diseño de una camioneta familiar compacta con las prestaciones tradicionales y aspecto exterior aventurero de un Vehículo Deportivo Utilitario, pero armada sobre la plataforma de un automóvil sedán, da como resultado el término automotriz ‘Crossover’.

Según Brian Carolin, vicepresidente de Marketing de Nissan EEUU, puede que Murano Cross Cabriolet sea de espinosa comercialización, por lo menos en su primer año, “ya que es un ‘crossover’ con algunas privaciones de espacio en el maletero y las plazas traseras”, detalles que suelen encumbrar los usuarios de este tipo de automóviles.

De todas formas, es importante esperar a la reacción del público que por primera vez en la historia se enfrenta a un vehículo con tan inusual presentación pero con la suficiente belleza estética: Murano Cross Cabriolet.

Por su parte, Al Castignetti, vicepresidente y gerente general de Nissan Norteamérica, olvida los patrones establecidos y se concentra en la versión Cross Cabriolet como un vehículo diferente que está dirigido a personas que piensan diferente; usuarios del segmento pero fanáticos de los convertibles. “Cuando la gente piensa en un ‘crossover’ sólo tiene en la cabeza la sofisticada conducción de un sedán unido a la utilidad diaria de un SUV. El nuevo Cross Cabriolet Murano añade un elemento inesperado como es la capacidad de cumplir con las actividades cotidianas pero disfrutando de la emocionante sensación de manejar al aire libre”.

El ejecutivo no desaprovecha la oportunidad para resaltar la extraordinaria ingeniería de la capota retráctil, el gran desempeño fuera del asfalto que brinda la tracción integral en las cuatro ruedas y el espacio ofrecido para cuatro pasajeros y carga en la maleta que aleja al Murano Cross Cabriolet de una realidad como vehículo auxiliar de paseo y lo ubica en un contexto familiar moderno. “La Murano descapotable no es sólo para cruzar South Beach, Malibú o algún lugar de moda en cualquier país del mundo un domingo soleado de verano, es un automóvil para salir a comer, ir de compras al supermercado o escaparse de fin de semana con los seres querido”, subraya Castignetti.

Murano Cross Cabriolet 2011 cuanta con un propulsor DOHC V6 3.5 litros, 24 válvulas, que genera 265 caballos de fuerza y 248 libras pie de torsión. Transmite su fuerza a las cuatro ruedas a través de una transmisión automática continuamente variable Xtronic CVT de segunda generación, con función Adaptative Shift Control (ASC), que asegura una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 7,9 segundos.

Estéticamente hablando, tanto por fuera como por dentro es un vehículo de extrema perfección. La carrocería conserva la silueta y cara de la Murano original, sólo le quitaron las puertas traseras, eliminaron el techo y adaptaron las luces posteriores de diseño deportivo que usa el atlético Nissan 370Z. “Murano Cross Cabriolet ofrece un abanico de posibilidades de personalización tan amplio que permite lograr el sentir estilístico distintivo de cada cliente”, señala Castignetti.

Es cuestión de semanas para que Nissan comience la comercialización del Murano Cross Cabiolet, precursor de un futuro linaje de camionetas con espíritu libre. Aún no se sabe a ciencia cierta cuáles serán los mercados de introducción, aunque estamos seguros que Nissan tendrá posado sus ojos en Norteamérica, parte de Europa y Japón, para luego comercializarlos en América Latina.