Atlético de Madrid es el primer semifinalista de la Champions

El club español empató en la vuelta jugada en Inglaterra.

0

El Atlético de Madrid de Simeone se vuelve a instaurar dentro de los cuatro mejores equipos de Europa tras pasar sobre el campeón y último representante del fútbol inglés en esta edición de la Champions.


El partido tenía pocas aproximaciones en los primeros minutos, pues el equipo de Simeone le había planteado un partido beneficiando a la contra al conjunto local, que buscaba por todas las vías abrir ese cerrojo colchonero.


Así transcurrían los primero 28 minutos de partido hasta que llegó un centro por el sector izquierdo del campo de Filipe Luis que Saúl Íñiguez supo conectar de manera soberbia a lado contrario del recorrido que hacía Schmeichel para así dejarlo sin oportunidad de intervenir y conseguir el primer gol del partido que le daba más tranquilidad al equipo español teniendo dos goles de ventaja en el global y anotando uno en calidad de visitante.


Más aproximaciones del Atlético de Madrid llegaban en esta primera parte que se jugaba al son de la orquesta que puso en el terreno de juego Simeone para adormilar a unos “Foxes” inofensivos.


Aunque los locales pondrían en predicamento solo en una ocasión la valla de Oblak con un disparo que se encontraba Mahrez dentro del área tras un tiro de esquina que salía directo a las manos del portero colchonero.

Para la segunda mitad, la tónica del partido se mantenía con una presión mayor por parte del club inglés, la cual tendría recompensa a los 61 minutos cuando después de una serie de rebotes, Jamie Vardy mandaba a guardar la número cinco al marco de Oblak que nada podía hacer para impedirlo y así le daba cierta esperanza a los “Foxes” con el marcador empatado a un gol, pero la desventaja de dos a uno en el global.

La segunda mitad siguió en un ritmo que beneficiaba al equipo español, algo que se mantendría hasta el final para meterse de nueva cuenta en la etapa de los cuatro mejores de Europa, buscando una final más.

También podría gustarte