Los Warriors toman venganza de los Cavaliers y son campeones de la NBA; Kevin Durant es el MVP

Kevin Durant es sin duda el MVP de las Finales de la NBA

Los Warriors de Golden State dejaron atrás los fantasmas de las Finales del año pasado, cuando los Cavaliers de Cleveland regresaron de un 3-1 para coronarse campeones y en esta ocasión liquidaron la serie en el quinto juego de la serie Final y consiguieron su segundo campeonato de la NBA en las últimas tres temporadas, demostrando que ya son un equipo de época.

En el último juego de las Finales de esta temporada de la NBA, los Warriors vivieron momentos complicado y llegaron a estar ocho puntos por debajo de los visitantes, sin embargo el cambio del rumbo en el partido  se dio en el segundo cuarto, cuando los Cavaliers hicieron apenas 23 puntos, mientras que los Guerreros convirtieron 38 unidades.

Ya en la segunda parte, los locales bajaron el ritmo y los “Cavs” se fueron acercando peligrosamente, hasta ponerse apenas a cuarto puntos por debajo, sin embargo los de la bahía de San Francisco se resistieron a cualquier reacción de su peligrosos rivales y no los dejaron acortar más la diferencia.

Dramático fue el último cuarto, los Cavaliers se murieron en la raya y pelearon hasta el final, pero las grandes actuaciones de Kevin Durant y Stephen Curry liquidaron su sueño de lograr la remontada más grande en la historia de la NBA, el encuentro finalizó 129-120 y la Oracle Arena explotó de alegría.

Kevin Durant MVP de las finales

Durant, Golden State Warriors
Durant es el MVP de las Finales de la NBA. Foto: NBA.

Las Finales de Kevin Durant fueron simplemente espectaculares, “KD” por fin vio cristalizada su ilusión de ser campeón de la NBA y sin lugar a dudas fue el jugador más valioso de la serie y en este partido decisivo no fue la diferencia, registrando un partido de 39 puntos y de esa manera guiar a los Warriors a su quinto campeonato.   

Intensa victoria de los Warriors

Como fueron el resto de los encuentro, las acciones en la duela estuvieron al rojo vivo, hubo un momento en el que se encendieron los ánimos, cuando David West y Tristan Thompson estuvieron cerca de llegar a los puños.