Joss Stone fue agredida

Joss Stone

Joss Stone

“Estoy bien y sigo mi vida con normalidad”, dijo Joss Stone a sus seguidores tras la detención de dos sospechosos de intentar agredir, e incluso matar, a la estrella británica del soul, de 24 años. Provistos de armas blancas, una soga y una bolsa de plástico como las utilizadas para el transporte de cadáveres, los individuos fueron interceptados el lunes por la policía cerca de la residencia que Joss Stone tiene en Devon (sudoeste de Inglaterra), gracias a la alerta que suscitó entre los vecinos la presencia de un automóvil sospechoso en esta zona habitualmente tranquila.

Los dos hombres, de los que solo han trascendido sus edades (30 y 33 años) y que proceden del área de Manchester, fueron detenidos bajo la sospecha de conspiración para cometer un “delito penal” en contra de Joss Stone, pero esos cargos fueron elevados ayer a la categoría de intento de robo y asesinato. Se desconoce si la artista se hallaba en la casa en el momento de los hechos, así como los planes exactos y la motivación última de los agresores, que también portaban consigo planos de la casa y fotografías aéreas del recinto.

Joss Stone suele residir en Cullompton, un rincón rural y aislado de su Devon natal, cuando no está en una gira como la que iniciará el próximo mes por Europa para promocionar su último álbum. Un dispositivo de agentes permanecía ayer desplegado frente a su residencia, al tiempo que la cantante, si bien conmocionada, emitía un comunicado de agradecimiento “a todos aquellos que han expresado su preocupación” y subrayando que “seguiré adelante con mi vida de forma normal mientras la policía prosigue sus investigaciones”.