Ya está La Bella y la Bestia en cartelera, superó las expectativas

A partir de hoy, 17 de Marzo, podrás ver La Bella y la Bestia en tu cine más cercano.

Trasladar un cuento clásico al cine, sin afectar la magia que ya había creado la primera versión fílmica es todo un reto. La edición 2017 de La Bella y la Bestia superó las expectativas. Emma Watson y Dan Stevens en los papeles protagonistas, la cinta le da un nuevo aire al clásico, sin apartarse de los elementos que la hicieron famosa, pero con varios ingredientes nuevos, como el uso de la última generación de efectos especiales.

Bill Condon, el director del filme habla de algunos detalles por los que decidió embarcarse en este gran viaje. Acerca de lo que le atrajo del proyecto, mencionó “Creo que porque amaba la versión animada. Yo tenía 30 años cuando la vi en 1991. Lo sé, suena raro, pues la gran cantidad de fanáticos eran niños… y aunque yo ya era adulto, sentía que era una perfecta película dramática, con un mensaje que era y sigue siendo actual, de aceptarnos con nuestras diferencias. Estaba tan bien realizada que ganó la nominación a Mejor película de ese año y después de eso la Academia creó la categoría a Mejor película animada. Cuando la propuesta de hacer una versión real estaba sobre la mesa, no lo dudé en ningún momento”.

Sobre la elección de Emma Watson para el papel protagónico de La Bella y la Bestia, Bill Condon dijo “Pensé en su nombre inmediatamente comenzamos a trabajar en el proyecto para que fuera nuestra protagonista y afortunadamente Disney también la tenía en mente. Todos sabemos que ella es sofisticada y culta que es, algo que terminó por imprimirle a “Bella”, lo que enriquece de una forma espectacular al personaje… ella representa a toda una generación de jovencitas activas, decididas e independientes. Su activismo en pro de la ONU es la misión de su vida, es una mujer con muchas facetas y demuestra que quiere legar al mundo mucho más que su carrera como actriz”. Recordemos que Emma se vio envuelta en un escándalo pues la culparon de tener una actitud de “diva” al rechazar La La Land por La Bella y la Bestia.