Muere intérprete de “Stand by me”, Ben E. King, hoy 1 de mayo de 2015

Muere intérprete de "Stand by me", Ben E. King, hoy 1 de mayo de 2015

Ben E. King, el inolvidable vocalista de los Drifters y destacado intérprete solista cuya voz de barítono dio vida a clásicos del rhythm ‘n blues como “Stand by Me”, “There Goes My Baby” y “Spanish Harlem”, ha muerto.

King falleció el jueves a los 76 años, informó su publicista Phil Brown el viernes. Brown no dio otros detalles sobre el fallecimiento.

Originario de Carolina del Norte, King era miembro de Five Crowns cuando él y sus compañeros de banda fueron contratados para convertirse en la nueva versión de los Drifters, que tuvieron varios éxitos de doo wop en la década de 1950 con el tenor Clyde McPhatter. Sus discos fueron de los primeros de la época del rock en usar cuerdas. Los nuevos Drifters tenían una producción y un estilo vocal más pulido y rápidamente se volvieron estrellas por su propio de mérito, siendo ampliamente reconocidos como uno de los grupos harmónicos más importantes. King coescribió e interpretó “There Goes My Baby” y él y los Drifters siguieron su carrera con éxitos como “Save the Last Dance for Me” y “This Magic Moment”, la mayoría escritos por la dupla de Doc Pomus y Mort Shuman, las cuales son consideradas entre las baladas más emotivas de la primera época del rock.

El tiempo de King con los Drifters fue breve. Se retiró a comienzos de la década de 1960 por una disputa contractual, pero no le costó trabajo cosechar éxitos por su cuenta. Se dio a conocer con “Spanish Harlem”, coescrita con Phil Spector y Jerry Leiber, y grabó su nombre en la historia musical con “Stand by Me“. Coescrita por Leiber y Mike Stoller, “Stand by Me” fue elegida como una de las canciones del siglo por la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos y fue agregada este año al archivo nacional de grabaciones de la Biblioteca del Congreso. John Lennon hizo una versión en la década de 1970 y “Stand by Me” encontró un nuevo público en la década de 80 cuando apareció en la película homónima de Rob Reiner.

Al igual que muchos rockeros de la primera época, King vio cómo su carrera se desvanecía cuando llegaron los Beatles y otros grupos británicos a mediados de los 60. Aun así logró un éxito durante la época disco de los 70 con “Supernatural Thing” y también siguió produciendo discos y de gira. De acuerdo con Billboard, tuvo 21 canciones entre los 100 primeros lugares entre 1961 y 1975. King y los Drifters fueron incorporados al Salón de la Fama del Rock and Roll en 1988.