Nueva demanda a Britney Spears

Britney Spears con su mascota

Según lo publicó una página de Internet la cantante Britney Spears enfrenta una nueva demanda. Esta vez por no pagarle a su equipo de seguridad luego de un año de servicio.

Se estima que la seguridad de Spears cuesta alrededor de 300 mil dólares anuales; sin embargo la intérprete de “Criminal” no utilizó todos los meses el servicio.

La empresa de seguridad ha revelado que a raíz de la demanda Spears ha tenido un comportamiento extraño ya que incluso acusó a sus guardias de acoso sexual al grado de despedirlos y no pagarle la cantidad acordada.