Rooney Mara como Lisbeth Salander en “The Girl With the Dragon Tattoo”

Rooney Mara y Yorick van Wageningen  en una escena de "The Girl With The Dragon Tattoo"

Rooney Mara tuvo una dura competencia para obtener el papel de la dura heroína Lisbeth Salander de “The Girl With the Dragon Tattoo”. Mara tenía que demostrar que compartía su temple.

David Fincher, director de “The Girl With the Dragon Tattoo”puso atención extrema en los detalles del personaje de Rooney Mara.

Al escena más larga se demoro 99 tomas en la tensa charla entre Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg) y su novia (Mara).

“No me podía imaginar qué haría si no lograba el papel”, dijo Mara. “No podía continuar con mi vida sin hacerlo”.

“Lo que me hizo decir que ella era mi elección final es que no quería que le diéramos la espalda”, dijo Fincher. “Y esa cualidad indomable era muy importante para Lisbeth. Eso es lo más importante, no importa el poco peso, el cabello negro, o los tatuajes, tampoco las perforaciones, necesitaba a alguien que no fuera a detenerse y ella siguió”.

El proceso de selección de actores fue muy abierto. Mara leyó muchos de los comentarios en internet, pero pasó los dos meses del proceso de audición “encerrada”, fumando, leyendo e investigando sobre el personaje y tratando de perder peso.