¿Qué comida debo llevar a la oficina?

Es muy habitual que cuando trabajas debes comer fuera de casa.  En algunos casos en la oficina o en un restaurante cercano, a excepción de los pocos afortunados que trabajan cerca de casa.  Si eres de los que debe llevar su comida al trabajo, te damos algunos consejos que te pueden ser muy útiles. ¡Presta atención!

Si deseas ahorrar dinero, lo mejor es que lleves tu comida de casa. Esto no quiere decir que debas renunciar a una alimentación sana y con buen sabor. Aunque tengas una agenda llena de actividades, manejes mucho estrés y asistas a muchas reuniones, tómate el tiempo de preparar algo sano de comer.

La mejor opción de comida para llevar a la oficina son las ensaladas. Estas son fáciles de preparar, sanas y puedes hacer muchas mezclas de ingredientes.  Puedes ponerte creativo y mezclar frutas, pasta e incluso arroz y otros granos.

Otra buena idea para llevar a la oficina son los sándwiches. Trata de no recrear los que venden en los restaurantes de comida rápida. Te recomendamos que prepares algo más saludable que incluya pan integral, lechuga, tomates, alfalfa, atún, jamón o pollo cocido. Puedes experimentar y agregarle diferentes aderezos. Así no te aburrirás.

Debes tener en mente que cuando comes rápido, tienes más probabilidades de engordar. Tu cuerpo no sentirá la señal de saciedad e ingerirás más de lo que debes. Además, no disfrutarás del sabor de la comida.  Siéntate y saborea tu comida.