4 Mitos de la infidelidad

Infidelidad

No hay infidelidad que no comience fuera del campo de batalla. Hay una serie de mitos y supuestos con respecto a la infidelidad que habría que tirarlos. Uno de ellos es: “Seguro dejó de quererla”. El segundo gran mito dice: “Seguro encontró en Fulana lo que ella ya no le daba”.

El amor no asegura la fidelidad

El amor no encadena el deseo ni trae consigo un seguro de por vida. El amor es un desafío y un contrato del día a día. La fidelidad es algo que se elige en el altar y se debe actualizar cotidianamente. ¿Buscas la forma de re-enamorarte cada día?, ¿buscas espacios para recibir y dar amor a tu pareja?, ¿se toman tiempo para ustedes, lejos de todo y de todos?

Amor y deseo no son lo mismo

No puedes confundir deseo con amor. Porque no son lo mismo. El amor se contenta con quedarse, encender la estufa, arrimar los leños y disfrutar del calor en compañía; el deseo es más salvaje, nada de humo, de ampollas por cortar leña, o de afilar hachas; el deseo es instintivo y no se detiene a menos de que tengas control sobre él. Y una vez satisfecho, quiere más con esa persona o con otra.

¿Logras estar satisfecho con lo que tienes?, ¿notas que nada te satisface?, ¿hay algo que te está haciendo sentir insatisfecho? Si has respondido afirmativamente, busca hablar con tu pareja, cuéntale de tu vacío en el alma. Realiza una lista de las áreas donde te sientes insatisfecho, busca la forma de remediarlo. Pon tus expectativas en aquello que es permanente y duradero.

El uso del tiempo libre

Algunas personas en su tiempo libre han sido presas de la pornografía, que tarde o temprano sembró escenas y deseos que las llevaron a satisfacer lejos del lecho del hogar. ¿Sabes manejar tu tiempo libre?, ¿estás haciendo buen uso de él?, ¿esa forma de divertirte se puede compartir en familia?

Autodisciplina

¿Cuándo estás más tentado, en casa, en la oficina, mientras estás aburrido, estresado,  bajo presión…? ¿Te dejas convencer por el “yo puedo controlar esto”? ¿Te dejas seducir y sigues buscando con tus ojos un poco más, una página más de internet,  un pensamiento más, un chiste obsceno más? La tentación es una oportunidad para demostrar tu integridad y tu autodisciplina.

Ser  fiel exige batallar contra todo aquello que te roba la felicidad y la paz mental.