5 frases que nunca debes decir durante el sexo

5 frases que no debes decir durante el sexo

Dicen por ahí que en el sexo todo está permitido, siempre y cuando tu pareja esté de acuerdo. Sin embargo, como en cualquier otra práctica, existen reglas implícitas que no deben romperse y  frases que están prohibidas al momento de tener una relación sexual, ya que además de que pueden herir la susceptibilidad de nuestra pareja, pueden arruinar el momento y aniquilar la pasión. Te compartimos 5 frases que nunca debes decir cuando tienes sexo.

1.”Usemos protección, podrías contagiarme alguna enfermedad”

Si bien es verdad que usar protección durante una relación sexual es algo imprescindible, decirlo de esa manera no es lo más adecuado, ya que podrías herir la susceptibilidad de tu pareja.

2. “Estuvo bien, pero cuando lo hacía con mi ex…”

Las comparaciones en el sexo, como en la vida, son inaceptables. Recuerda que cada uno nos desempeñamos de manera distinta en el ámbito sexual y seguro con tu actual pareja podrás experimentar nuevos placeres, que no habías probado con tus parejas anteriores. A nadie le gusta ser comprado con otra persona  y menos en el sexo. Seguro que a ti no te gustaría que él te compararan con su ex novia.

3. “Te amo” (cuando es la primera vez que tienen relaciones sexuales)

Si estás disfrutando mucho el momento y no encuentras palabras para expresar la excitación que estás sintiendo, trata de buscar las palabras adecuadas para que expresen tu placer, pero evita decir “Te amo”, cuando apenas estás conociendo a tu pareja y llevan poco tiempo saliendo, podrías asustarlo.

4. ¿Ya está adentro?

Cuidado con esta frase, porque puede resultar ofensiva para los hombres, recuerda que para ellos el tamaño del pene es algo importante, y tu pareja podría interpretar esta pregunta como que no estás sintiendo nada o que estás insinuando que lo tiene pequeño.

5. ¿Eso es todo?

A nadie le gusta que al terminar una relación sexual su pareja exprese insatisfacción. Si ambos dieron su mayor esfuerzo por complacer al otro y complacerse a sí mismos, lo menos que podemos hacer es reconocerlo.