5 libros para elogiar el día de la lengua francesa

5 libros para elogiar el día de la lengua francesa.

La Organización de las Naciones Unidas celebra el día de la lengua francesa el 20 de marzo. La fecha fue fijada para recordar la fundación de la Organización Internacional de la Francofonía, la cual reúne a los distintos países de habla francesa desde 1970.

Los aportes de Francia en la literatura es algo que muchos agradecemos, según encuestas que preguntaban “¿Qué libros han quedado en su memoria?” los autores franceses encabezaban la lista con obras que quedan plasmadas no solo en la memoria si no que en nuestros corazones. Los resultados fueron los siguientes:

  1. El Extranjero, de Albert Camus: Narra la historia de Meursault, ser cuya indiferencia ante los sucesos de la vida nos da a reconocer como nuestro entorno influye en el cambio de perspectiva en un adulto. Es un libro corto que se puede leer en una sentada. No obstante, el reflejo de la sociedad actual en su persona queda plasmado y nos hace meditar.
  2. En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust: Para historiadores y críticos una de las más grandes creaciones literarias de todos los tiempos. Se compone en 7 obras, la novela trata de reproducir los recuerdos de un joven escritor francés de clase alta y su entorno. Los recuerdos quedan plasmados por elementos como olores, sabores e imágenes. La narrativa es exquisita y la originalidad de Proust fue algo innovador para lo acostumbrado.
  3. El principito, de Antoine de Saint-Exupéry: Catalogado como uno de los mejores libros para niños de la historia, si no el mejor. Aun así el libro va dedicado a los adultos y les hace ver lo absurdas que llegan a ser las cosas a las que le dan importancia al crecer. Lleno de convivencias y lecciones de vida, El principito es una obra que todos deben leer.
  4. La condición humana, de Andre Malraux: Un estudio de conspiración que toma lugar en los primeros días de la revolución china. Un triller político que se basa en hechos reales que muestran la simpatía del autor con los personajes que son considerados villanos, para Malraux ellos son los héroes. ¿Quién mejor para hablar de revolución que un nativo francés?
  5. Viaje al fin de la noche, de Louis-Ferdinand Céline: Con un disgusto por la vida de las propias vivencias del autor, este libro usa un lenguaje grosero y callejero para su narrativa sin ser descuidado. Un viaje a lo desconocido y las experiencias de un soldado en la primera guerra mundial nos hace considerar temas sociales de suma importancia, los cuales muchos prefieren ignorar.

Ideas revolucionarias de un país que peleó por su libertad hasta el final, la lengua francesa nos provee un basto conocimiento de los sucesos que conforman la sociedad moderna. ¡Agrega estos títulos a tu biblioteca!