Anticonceptivos para monjas

Con el fin de prevenir tres tipos de tumores que afectan a las mujeres, como el de seno, el de ovarios y el de útero, médicos australianos consideraron necesario que las monjas tomen píldoras anticonceptivas. La mortalidad desciende un 12 por ciento con este fármaco.

 

Muchas monjas podrían salvar su vida si tomaran pastillas anticonceptivas

Cuando una mujer es ordenada monja, asume el voto de castidad que le impide mantener cualquier tipo de relación sexual. Una prohibición de la Iglesia Católica que ha sido cuestionada por dos médicos de Australia. Estos profesionales consideran que las hermanas deberían tomar anticonceptivos.

De este modo, sin juzgar la medida que impide que tengan sexo, los profesionales de la medicina australiano creen que por medio de las píldoras anticonceptivas, las monjas estarían cuidando su salud. Ellos afirmaron que así previenen tres tipos de tumores que afectan a la población femenina: el de ovarios, el de útero y el más extendido, el de senos.

Dado que no tienen hijos, las religiosas católicas se enfrentan al peligro de cáncer, en los casos mencionados. Al tener una mayor cantidad de ciclos menstruales, el riesgo se incrementa. Gracias al uso de píldoras anticonceptivas, la mortalidad baja un 12 por ciento. Además, hay hasta un 60 menos de posibilidades de que sufran un cáncer de ovario o de endometrio.