¿Qué arándanos son mejores para nuestra salud?

Sean arándanos rojos o azules, esa pequeña fruta es una verdadera maravilla para la salud

Desde que los arándanos se han revelado como uno de los mejores antioxidantes que nos ofrece la naturaleza, es frecuente encontrar suplementos de arándano azul o de arándano rojo, así como suplementos con su nombre en inglés “cranberry”, pero ¿cuál elegir?.

El arándano es procedente de Estados Unidos y Canadá, donde se cultiva aproximadamente el 90% de los arándanos que se consumen en todo el mundo.

Recientemente y gracias a su popularidad se ha comenzado a cultivar en Europa, siendo el norte de España una de las regiones donde más está proliferando el cultivo de arándanos de muy alta calidad, y donde también se conoce con el nombre de mirtillo, anavia o ráspano.

Se dice que los arándanos salvajes son los mejores que puedes comprar si es por salud – en realidad, se dice que la variante salvaje supera los poderes de antioxidantes de sus primos en un 48%.

Si no puedes encontrar arándanos salvajes o son muy caros, los arándanos cultivados siguen siendo una bastante buena alternativa.

Siempre se recomienda comprar arándanos orgánicos si puedes – su delgada piel significa que la fruta absorbe muchos de los pesticidas utilizados en su cultivo, lo que puede incluir 52 químicos pesticidas diferentes.

Investigadores del Laboratorio de Mejora Genética de Frutas y Vegetales del USDA y la Universidad de Rutgers encontraron que los cultivados de forma orgánica tuvieron 50% más antocianinas y 67% más fenólicos que los cultivados convencionalmente.

Todas son especialmente recomendables para mejorar la circulación sanguínea, prevenir enfermedades y combatir infecciones como la cistitis, pero en general todos comparten estas mismas propiedades:

  • Son muy antioxidantes
  • Mejoran la circulación sanguínea y previenen varices, cardiopatías, hipertensión, colesterolemia, trombos, etc.
  • Mejoran la formación de colágeno
  • Mejoran la formación de glóbulos rojos
  • Protegen el organismo contra la gripe y otras enfermedades víricas
  • Tienen acción antiséptica y antibiótica, en especial contra infecciones urinarias
  • Ayudan a depurar y eliminar la retención de líquidos
  • Mejoran la resistencia musculo-articular
  • Ayudan a mejorar la visión
  • Previenen enfermedades degenerativas como la degeneración macular
  • Mejoran la fertilidad
  • Previenen y combaten la formación de cálculos renales
  • Ayudan a paliar los síntomas del estrés
  • Prácticamente no aportan calorías y ayudan a reducir la glucosa
  • Ayudan a mejorar el tránsito intestinal

¡Así que a comer esta fruta maravillosa!