Colores para el cuarto del bebé

El cuarto del bebé es un lugar especial. Dedica tiempo a elegir bien los colores.

Aunque algunos afirmen que los bebés ven a blanco y negro durante sus primeros días, ellos crecerán y los colores contribuirán al desarrollo del bebé.

Es importante que sepas cuáles son los colores ideales para del cuarto del bebé porque de éstos depende mucho el estado de ánimo y comportamiento de quienes estén ahí. No es necesario que sigan la gama de colores que haz utilizado en el resto de habitaciones, el cuarto del bebé es un lugar especial.

El clásico rosado y celeste son buenas opciones que identifican el sexo del bebé, pero también puedes optar por otros colores. Los colores pastel, suaves y pálidos son los más comunes.

Para los colores para el cuarto del bebé puedes optar por la gama de azules. Si buscas alguno que sea fácil de combinar con los muebles, busca que éstos sean blancos o de madera oscura. Para el cuarto de la bebé, los rosados y morados son ideales. Puedes también dejar a un lado lo tradicional y utilizar otro tipo de colores para el cuarto del bebé. Los colores “unisex” pueden hacer que el cuarto luzca más atractivo, llamativo y original.

No olvides que las sensaciones que transmiten los colores también son cruciales antes de elegir los que usarás. Los colores para el cuarto del bebé deben transmitir seguridad, descanso, calma, tranquilidad, suavidad y relajación. Por otro lado, busca que estimulen la imaginación del bebé.

A la diversidad de colores y combinaciones que puedes usar para el cuarto del bebé se le suman los papeles decorativos y cuadros, que aportan su toque.