Cómo conseguir el teléfono de una mujer en 3 minutos

Por muy inalcanzable que parezca, puedes conseguir el teléfono de una mujer en 3 minutos si sabes cómo hacerlo.

Cuando quieres conquistar a una mujer, pedirle su teléfono ya no es suficiente. Si de verdad no quieres perder contacto con ella, la mejor manera es obtener su email también.

¿Sabías que con el email se obtienen respuestas más positivas de una mujer? Sí, todo ocurre porque nosotras consideramos el tiempo que te tomaste para pensar en nosotras, en lo que ibas a escribir y las palabras que escogiste. Además, no es tan frío ni requiere una respuesta inmediata como el teléfono.

Un bonus extra según los “expertos en conseguir el teléfono de una mujer”, es que el pedirle su email de una mujer resulta ser el truco perfecto para conseguir su teléfono.

Pues bien, toma nota porque aprenderás a conseguir el teléfono de una mujer y su e-mail en sólo 3 minutos.

Obviamente, debes ya haber iniciado una conversación con la mujer que te interesa. No es necesario que pases horas de horas hablando con ella, un par de minutos (de calidad) bastan.

El momento de conseguir el teléfono de una mujer llega al final, cuando se están despidiendo. Sabrás que es momento de actuar justo cuando la mujer que te interesa diga “Ok, fue un placer. Debo irme”. Tú debes decirle que fue un gusto conocerla. Ya despedidos, casi como dándote la vuelta, muy disimuladamente dices: “¡Eh, cierto! ¿Tienes email?”. No olvides que para conseguirlo debes actuar de improvisación y ninguna palabra debe sonar amenazadora sino natural y amable.

Casi el 100% de las mujeres dará su correo ante esta situación porque sabemos que podemos elegir si responder o no un correo electrónico. Y cuando ella lo esté escribiendo, a la mitad, ármate de valor y dile “Ah, ¿me escribes tu teléfono también?”

Para conseguir el teléfono de una mujer en 3 minutos debes hacerlo en ese orden por una sencilla razón psicológica: mentalmente ya ha asumido una aceptación. Cuando en su mente ya ha aeptado el darte su email, le será  más fácil continuar con su teléfono.

Y si por alguna razón te negara su email al inicio, dile algo como “Pues prefiero tu email pero ¿qué tal tu teléfono?” Y sea cual sea la respuesta, compórtate como todo un caballero para tener más posibilidades de conseguir su teléfono o email.