Cómo cuidar el ombligo de un recién nacido

Cómo cuidar el ombligo de un recién nacido

El cordón umbilical se tarda entre 8 y 10 días en desprenderse del bebé. La herida cicatriza aproximadamente 5 días después. Durante este tiempo es importante que sepas cómo cuidar el ombligo de un recién nacido para evitar infecciones.

Mientras que el cordón se cae, el ombligo del bebé debe estar seco y protegido. Esto ayudará a que se caiga más rápido.

Si debes bañar a tu pequeño, evita mojar el área. Cuando ya se haya caído, evita sumergir totalmente a tu bebé para bañarlo, por lo menos en las siguientes 24 horas.

Para cuidar el ombligo de un recién nacido deberás mojar una gasa en algodón y limpiar alrededor. Asegúrate de que se haya secado y enrosca otra gasa con alcohol alrededor del cordón. Cubre con una gasa seca y sujétala con una venda. El pañal debe quedar debajo del ombligo.

Realiza este procedimiento unas tres o cuatro veces durante el día.

Es importante que no uses ombligueros ni fajas para no producir lesiones en la piel del bebé. No uses algodón, opta por las gasas estériles.