Cómo darle una mala noticia a un niño

Cómo darle una mala noticia a un niño

Las malas noticias siempre son difíciles de recibir. Si a los adultos nos cuesta aceptarlas y entenderlas, para los pequeños es aún más complicado. Como madre, quieres proteger a tus hijos de cualquier cosa que los haga sufrir. Pero las cosas suceden y debes saber cómo darle una mala noticia a un niño.

No siempre se puede disfrazar la verdad y, a veces, el dolor es inevitable. Es mejor hablar con los niños de una forma que ellos puedan entender sin ocultar las cosas o dramatizar la situación.

Si tienes que darle una mala noticia a un niño, habla con él en un momento tranquilo. Debe ser una conversación natural para no preocupar al pequeño. Olvídate de tus sentimientos y concéntrate estar tranquila.

Es normal que el niño tenga sus propias preguntas ante una situación difícil. Aunque no sepas qué contestar, evita prometer cosas que están fuera de tu alcance.

Después de darle una mala noticia a un niño, puede que solo necesite que lo abraces, que lo tomes de las manos, que lo acompañes en silencio o que llore. Las reacciones son diferentes, pero debes mantener la calma para darle fortaleza y tratar de tranquilizarlo.

Lo importante es que no dejes de demostrarle tu amor y apoyo en momentos difíciles.