¿Cómo evitar el estrés de los niños en Navidad?

El estrés de Navidad

Hay una diferencia sustancial entre los niños y los adultos, en lo que se refiere al aspecto emocional. Mientras los padres pueden canalizar o entender el estrés o la ansiedad, los hijos no cuentan con las herramientas para poder hacerlo.

Cuando llegan las fiestas de fin de año, es importante extremar el cuidado, en este sentido, para evitar el estrés de los niños en Navidad.

Para esto, es primordial que no se los exponga a situaciones estresantes por sí mismas, como las compras navideñas, en centros comerciales atestados de gente que corre de un lado a otro. Incluso es posible perderlos de vista ante tanto caos y crear una situación incómoda y tensa para los niños.

Si están de vacaciones, es mejor que se queden jugando en casa, pues si se mantienen en actividades de su agrado, será más fácil que no los ataque el estrés.

El día de Navidad, para evitar que se pongan ansiosos mientras esperan para abrir los regalos o la llegada de los invitados y la hora de la cena, es mejor no prepararlos con mucha anticipación. Procura bañarlos y pedirles que se cambien, hasta una media hora antes de sentarse a la mesa, sin duda evitarás mucho del estrés típico de Navidad.