Cómo ser una novia clásica

Cómo ser una novia clásica

Muchas mujeres sueñan con una boda tradicional. Un vestido blanco con larga cola, bordados y encajes, un velo con volantes de gasa que te dan todo un look sencillo, pero lujoso. ¿Sabes cómo ser una novia clásica? Pon atención a los detalles.

El vestido debe tener un corte sencillo, con patrones identificables. Las novias clásicas son muy sencillas, pero elegantes. Definitivamente debe ser de color blanco o marfil.

Escoge un cuello con estilo redondo, cuadrado o de princesa. El escote en V o el barco te dan el look clásico que buscas. No olvides usar un abrigo o una chaqueta corta de encaje para cubrir tus hombros durante la ceremonia.

El corte del vestido debe ir a la altura de la cintura. De aquí saldrá una amplia falda con vuelos. Para ser una novia clásica no olvides que el volumen no puede faltar. Este detalle le da elegancia al vestido. De preferencia, la espalda debe estar cubierta y el cierre debe ser de botones.

La cola del vestido es importante. Ahora hay diseños a los que les puedes quitar la cola o recogerla de una forma práctica para que no moleste.

Por último, el velo es lo que le da el toque clásico al look. Puede ser corto o del largo de la cola. Tú escoges entre tul, encaje, con bordados o vuelos.

Las novias clásicas no son aburridas ni antiguas, al contrario. El estilo se adapta a los diseños actuales resaltando los detalles que destacan el estilo clásico.