Consejos para prevenir enfermedades respiratorias

Los cambios de temperatura no sólo traen consigo nuevos estados de ánimo y pretextos para salir de vacaciones, son portadores también del inminente peligro de contraer algun padecimiento respiratorio. Es durante esta temporada -en la que un sencillo resfriado puede convertirse en un verdadero problema- en la que es más conveniente estar alerta sobre nuestros hábitos para evitar molestias de salud.

A diferencia de lo que creemos, no se trata de enclaustrarse en casa para evitar contagios. La siguiente es una serie de consejos sencillos que te serán de utilidad para conservar tu salud y la de los tuyos.

  1. Evita los cambios bruscos de temperatura, como esos a los que nos exponemos cuando al llegar a un lugar te quitas el abrigo de manera inmediata. Es justo en estos momentos en los que los gérmenes oportunistas toman ventaja.
  2. Ventila adecuadamente los espacios en los que más pasas tiempo, como habitaciones o salas de estar. El aire evita que ocurra una alta concentración de los microorganismos causantes de la gripa o la tos.
  3. Come bien. Gran parte de las enfermedades que nos atacan, sobre todo las de tipo respiratorio, toman al cuerpo por sorpresa cuando se encuentra bajo de defensas. Incluir en tu dieta más verduras y beber muchos líquidos es primordial antes y después de padecer cualquier enfermedad. Tómalo en cuenta y evita contratiempos.
  4. Relájate. Aunque puede sonar gracioso, relajarse, reírse y divertirse más es vital para reducir los niveles de estrés, los cuales al elevarse vulnerabilizan tu organismo.
  5. En la medida de lo posible, evita los lugares concurridos. Es justo en ellos en los que el intercambio de gérmenes se lleva a cabo de manera más sencilla.

Como verás, es más sencillo de lo que parece y sólo es cuestión de tomar algunas precauciones para evitar percances.