El club de las mujeres obedientes causa controversia

El malayo musulmán Ishak Md Nor posa con sus hijos y sus dos esposas, quienes pertenecen al "Club de las esposas obedientes".

Cerca de 800 mujeres tomaron la iniciativa de crear el “Club de las esposas obedientes” con el propósito de enseñar a las mujeres a ser sumisas y a mantener a sus esposos satisfechos en el dormitorio. Es así como pretenden reducir la prostitución y el divorcio.

Este club ha generado controversia en varios países, sobre todo en los países musulmanes más modernos y progresistas, como Malasia. El Club de las esposas obedientes fue fundado por un grupo islámico que ha sido acusado de retroceder a la época medieval y de insultar a la mujer moderna de dicho país.

Existe preocupación de los grupos radicales que puedan solicitar el apoyo de otros musulmanes, quienes representan el 60% de la población de Malasia. Desafortunadamente, muchas mujeres musulmanas todavía ignoran sus derechos o son inhibidas culturalmente para ejercer sus derechos de forma plena.

“El islam nos obliga a ser obedientes con nuestro marido. Diga lo que diga, tengo que seguirlo. Sería un pecado no obedecerlo y no hacerlo feliz”, dijo la recién casada Ummu Atirah, de 22 años de edad.

Una de sus fundadoras también se expresa al respecto aludiendo: “El sexo es un tabú en la sociedad asiática. Lo hemos subestimado en nuestro matrimonio, pero todo se reduce al sexo. Una buena esposa es una buena sexoservidora de su esposo. ¿Qué hay de malo en ser una prostituta… de tu marido?”. Éstas son las opiniones de las mujeres que pertenecen al Club de las esposas obedientes.