Estrecha la relación entre padre e hijo

Es de suma importancia estrechar la relación padre e hijo porque así es como se crea una atmósfera de amor, comprensión, confianza y calidez entre ellos. Además, esta relación marcará la vida de tu hijo y posiblemente sea esa misma relación la que lleve con sus hijos.

Un punto importante es que el padre esté presente en los momentos importante de la vida del hijo. Debe disfrutar sus primeras sonrisas, primeros pasos, primeras palabras y esos pequeños pero grandes logros. Es posible que el niño ni recuerde quién estuvo presente, pero todo va más allá de los recuerdos y emocionalmente se habrá creado un lazo fuerte.

Para estrechar la relación con su hijo, el padre puede recurrir a un método infalible: el amor. El demostrar su cariño y afecto contribuye a su buena autoestima y le enseña que un hombre también es capaz de amar. Conforme pasa el tiempo, es necesario mantener la estrecha relación entre padre e hijo.

El papá debe saber cuándo disciplinar como padre, cuando hablar como un amigo y cuando acompañarlo como un compañero, no debe imponerse como autoridad. La comunicación entre ellos debe basarse en el respeto y la confianza. Conocer los miedos, las tristezas, alegrías y gustos del hijo será de gran ayuda para que exista el apego y que él perciba el interés real de la figura paterna. Debe sentir apoyo y comprensión para no recurrir a fuentes externas, malas amistades o información errónea que podría afectar su vida. Debe sentirse seguro en el ambiente familiar y los paseos, los juegos y la convivencia ayudarán también.

Esta estrecha relación entre padre e hijo debe ser duradera porque será evidente cuando crezca y fortalecerá su papel como cabeza de familia, como padre en un futuro.