El estrés de Navidad para las embarazadas

El estrés de Navidad

La alegría de traer un hijo al mundo, en medio de las fiestas de fin de año, pueden aportar más motivos para celebrar. Pero las embarazadas debe prevenir el estrés propio de la Navidad, dado que puede esto atentar contra el buen proceso de dar a luz.

Para las embarazadas es crucial evitar el estrés de Navidad y tomarse estas fechas con calma. Por efecto de la ansiedad y el agotamiento, la embarazada se expone a sufrir un parto prematuro.

Una investigación da cuenta de este peligro, a partir de un análisis posterior al terremoto, de 7,9 en la escala de Richter, ocurrido en el 2005, en Tarapacá, Chile.

Las etapas de mayor riesgo para las embarazadas son el segundo y el tercer trimestre, de acuerdo a los resultados a los que arribaron dos profesoras de la Universidad de Nueva York, Florencia Torche y Karine Kleinhaus.

Las investigadoras descubrieron que las embarazadas que padecieron el terremoto, presentaron una gestación más corta en tiempo y con un peligro mayor de tener un parto adelantado previo a las 37 semanas de embarazo. En fin, el estrés de Navidad para las embarazadas resulta tan perjudicial, que es mejor no experimentarlo.