Fidget Spinners: ¿qué son, para qué sirven y por qué todos los aman?

El juguete que millones en el mundo ya tienen

Últimamente se habla mucho de los fidget spinners estos juguetes que están causando un verdadero furor entre los jóvenes. ¿Pero qué son y para qué sirven? aquí te damos los detalles.

Los fidget spinners son una pieza de plástico que tiene un eje central giratorio y tres asas que en los extremos tienen algo especial ya sea luz o un cojinete.

El chiste del juego es que tomes del centro el dispositivo y hagas girar los extremos que por inercia lo harán por 30 segundos y ya. ¡Si, eso es todo! el objetivo es mantenerse girando el mayor tiempo posible generando una sensación de placer al mirarlo y puede ayudar a combatir el estrés.

Es tan pequeño que cabe en la palma de tu mano y puedes llevarlo a todas partes. Digamos que es como hiptónico y ya es un éxito rotundo. Si tienes hijos pequeños, sobrinos, primos o nietos seguro ya sabes de lo que te hablamos.

Pero ¿sabías que a la que se le ocurrió este gadget no recibe ni un centavo por tan especial invento?

Resulta que hace 20 años Catherine Hettinger inventó lo que hoy conocemos como fidget spinner y lo hizo para entretener a su hija Sara que padecía miastenia gravis (una enfermedad autoinmune que debilita los músculos) que en ese entonces tenía 7 años de edad.

En su momento, en 1997, ella registró la patente sin embargo en el 2005 tuvo que entregarla porque no tenía 400 dólares para mantener el registro.

Alguien más sí lo hizo y ahora es un “must have” que todos quieren tener.

Cerca del 3% de los que inventan algo tienen éxito, Catherine pudo ser parte de ese porcentaje de no haber sido por la falta de dinero, si así lo hubiese hecho, hoy a sus 62 años no sufriría por completar el mes de renta.

Es tal el éxito de este juguetito que en las escuelas ya están prohibidos y es que se ha convertido en algo tan adictivo como los teléfonos celulares.

Por otro lado los millones de fidget spinners que ya se han vendido en el mundo también han servido para niños con problemas de autismo. Fue un maestro en educación especial que se dio cuenta que podía ser útil.

En resumen no sirven para nada en especial pero sí tienen un efecto tranquilizante y de hipnosis que puede ayudar a calmar la ansiedad de los niños, jóvenes e incluso adultos.