Preguntas incómodas de los niños (Parte 2)

Solo contesta lo que te preguntan y no des detalles

Los niños suelen hacer preguntas incómodas que son muy difíciles de responder por parte de los papás. Si tu hijo está en esta etapa empírica, te dejamos algunas respuestas que puedes darles que van de acuerdo con su edad.

 

¿El doctor me hará daño?

Es necesario que cuando tu hijo te pregunte sobre esto se lo respondas con calma. Explícale a tu hijo que necesita el tratamiento y que por ningún motivo debe sentirse asustado porque estás tú con él.

“El médico no quiere dañarte, es solo rutina para tu salud, te ayudará con tu _________ (inserta el motivo aquí), quizá te duela un poco pero sanará”

¿Por qué tu sí y yo no?

Es importante que los niños entiendan que no pueden hacer todo lo que ellos quieran ni lo que tu haces. Tampoco se lo prohibas y seas grosera, solo explica el porqué. No importa si son hábitos nocivos para la salud.

¿Vas a morir?

Nunca debes mentirle a tu hijo con respecto a la muerte, es un tema delicado pero del que debe ser consiente de forma sutil. Los niños son muy inteligentes y aceptaran la verdad.

“Las personas, los animales e incluso las plantas mueren. Es la ley de la vida. En algún momento me haré viejita y me iré a descansar por siempre, así como todas las personas”

¿Por qué tienes que ir a trabajar?

Se delicada con este tema pues puede sentir rechazo. Explícale que tu trabajo es parte importante y porque, también explícale con la alegría que vas a regresar para que él también la sienta en su próximo encuentro.

“No quiero separarme de ti, pero es necesario, y no hay nada que pueda hacer al respecto por ahora. El trabajo es muy importante, pero cuando vuelva estaré contigo”.

¿Hay un monstruo debajo de mi cama?

No les provoques más miedo a tus hijos y tampoco los evadas. Haz que tus hijos afronten sus miedos y los superen.

“¿Cómo es el monstruo? ¿Dónde está? Vamos a verlo, sabes que los monstruos le tienen miedo a los niños valientes y desaparecen cuando los enfrentas.”

 

Aquí la primera parte

También podría gustarte