Cómo manejar el coqueteo de tu jefe o de tus compañeros en el trabajo

En estos tiempos, la oficina es una extensión del hogar. A veces pasamos más tiempo dentro un cubículo que en nuestro hogar. La convivencia por largas horas de trabajo es parte del día, pero ¿como puedes identificar y en su caso, frenar el coqueteo de tu jefe? Una situación que además de incomoda es ilegal.

Aquí algunas medidas:

Ignorarlo.

En las fases tempranas con simplemente ignorar la insinuación basta para detener ese coqueteo. Actúa como si ni siquiera lo hubieras oído pero no lo evadas, sostén la mirada y sigue la conversación. Al no ver respuesta lo congelarás.

Si la insistencia continua, será necesario confrontarlo:

Ve directo.

Pon en claro tu postura antes de que el problema escale. Toca el tema y discute el problema con una respuesta firme y clara, y puntualiza que tú no aprecias esos coqueteos o insinuaciones.

Nunca dudes de tus capacidades.

Bloquea de tu cabeza la idea de que tu puesto de trabajo es el resultado de la atracción de tu jefe por ti.

Diplomacia.

Si bien tienes que hablar claramente con tu jefe, recuerda que continuaran en el trato diario, busca expresar tu descontento de una manera graciosa. Puedes decir: ‘Prefiero siempre separar lo personal de lo laboral. Sé perfecto que estás bromeando, pero a mí me incomoda’”.

Evita estar a solas con tu jefe.

Se amable para mantén la distancia, si te llama a su oficina, deja la puerta abierta y siempre  lleva tu celular

Marcando tu territorio.

Tu jefe dejará de coquetearte si sabe que tienes pareja. Pídele a tu jefe que te aconseje qué tipo de reloj  le puedes regalar a tu novio, esposo por su próximo aniversario. Pregúntale frecuentemente cómo están su esposa y sus hijos, si sabes que tiene familia”.

Revisa la política sobre acoso sexual en tu oficina y si puedes distribuye “sutilmente”  algunas copias entre todo el personal de tu oficina incluyéndolo a él.