Pecas metálicas, lo más trendy para el verano

Las pecas están de moda, y lo de hoy son las quita-pon, pecas metálicas que combinan perfecto con un look veraniego

Tatuarse pecas falsas se puso de modo pero si lo tuyo lo tuyo no es el dolor, esta nueva tendencia es un sueño hecho realidad: pecas metálicas. Perfectas para el verano.

Así lucen las pecas metálicas.
Así lucen las pecas metálicas.

Sol, arena, mar y pecas; se trata de adhesivos fáciles de pegar y además disponibles en diferentes tamaños y formas. ¡Incluso hay de corazones y estrellas! Más lindas, imposible.

El verano es el momento perfecto para experimentar nuevas tendencias y de eso se trata, en la playa, en una boda, durante un paseo dominical, el complemento perfecto para tus outfits veraniegos son las metallic freckles.

Van perfecto este verano.
Van perfecto este verano.

Solo tienes que pegarlas a tu piel con agua, así como un tatuaje infantil. Doradas, plateadas… lo más cool es que duran de 2 a 4 días y su costo (por plantilla) ronda en los 14 dólares (250 pesos aproximadamente).

Cuando la fiebre pase o sencillamente decidas cambiar de look, se pueden quitar con cualquier aceite como el de coco, jojoba, incluso aceite de bebé.

Pinterest e Instagram son las plataformas en las que ha proliferado esta tendencia que a muchas ha enamorado.

Pecas metálicas, un toque chic y sexy.
Pecas metálicas, un toque chic y sexy.

Si quieres combinarlas solo con un outfit, entonces tienes la opción de pintarlas tú misma usando un eyeliner líquido en un tono dorado o plateado. No tienen que ser perfectas, las naturales no lo son.

Si te animas, aquí un sencillo tutorial para para un perfecto maquillaje veraniego:

Pero, ¿por qué la obsesión por las pecas? Curiosamente estas manchitas dan un sex appeal único que hace enloquecer a cualquiera.

Históricamente las pecas no eran consideradas símbolo de belleza, solamente la clase trabajadora las tenía, debido a la exposición constante al sol e incluso, las personas acomodadas económicamente, pagaban por maquillaje para tapar esas “imperfecciones”.

Aparecen en la piel por  el sol o por un factor hereditario. Se producen por la acumulación anormal de pigmento de melanina en un punto de la dermis.

Y aunque ningún científico ha logrado explicarlo, las pecas son un defecto que a (casi) todos encantan.