Hoy 12 de marzo es Día Mundial del Glaucoma

Glaucoma: una enfermedad que debemos prevenir.

El glaucoma puede detectarse temprano para su tratamiento.
El glaucoma no necesariamente produce dolor.

Debido a que la enfermedad del glaucoma no da síntomas previos, la especialista en oftalmología, Berenice Domínguez Arco sugiere acudir a una revisión como mínimo una vez al año, en caso de tener antecedentes familiares o haber sufrido migraña.

El glaucoma afecta el nervio óptico, es decir, el cable que conecta el ojo con el cerebro que, en caso de dañarse puede llegar a provocar ceguera, por lo que es importante mantenerlo sano.

Se trata de una enfermedad silenciosa que no necesariamente causa dolor, por lo que es muy importante acudir a revisiones periódicas aunque no haya síntomas.

“El problema es que muchas personas se dan cuenta de que tienen la enfermedad cuando ya está en etapa avanzada, pues es cuando se presenta una disminución en la capacidad visual y no se alcanza a ver las cosas muy cercanas. Un ejemplo es que las personas que manejan chocan con banquetas, esto es porque hay una reducción de campo visual”, detalló.

La especialista del Centro Médico ABC recomienda acudir a revisión en caso de factores de riesgo, los cuales son: tener más de 45 años de edad, familiares directos con glaucoma, antecedentes de cirugía ocular.

También cuando un paciente toma cortisona o esteroides por tiempo prolongado, haber tenido un golpe en el ojo o antecedentes de migraña.

Debido a que es una enfermedad crónica, hay que tener una medicación adecuada de por vida, desde el momento en que se descubre.

“Cuando se detecta muy avanzado y las alteraciones oculares son muy altas, en este caso se opera al paciente, pero no es para recuperar la visión, sino simplemente para que no avance. Por eso, entre más temprano se detecte mejor, ya que si no hay perdida de vista, se puede estar bien usando el tratamiento”, precisó.

Vale la pena ir a revisarse una vez al año con el especialista, ya que la detección temprana solo la pueden hacer en consultorios con oftalmólogos y no en ópticas comerciales.