Pescado debemos consumirlo más seguido no solo en Cuaresma

En México el consumo de pescado aumenta en época de Cuaresma pero deberíamos incluirlo en nuestra dieta más a menudo.

Existen una gran variedad de pescado en el mercado, consumirlo puede traerte grandes beneficios porque contienen propiedades nutricionales lo cual los convierten en productos indispensables en una dieta balanceada, ya que protege al corazón y al sistema circulatorio.

En México se consume especialmente en temporada de Cuaresma, pero los especialistas en nutrición recomiendan consumirlo durante todo el año ya que contiene los aminoácidos esenciales para el desarrollo, crecimiento y mantenimiento del organismo.

Pescado debe incluirlo nuestra dieta no solo cuando es Cuaresma

 

Comer más a menudo pescado tiene sus ventajas, proporciona grasas saludables como Omega 3 que es un componente estructural del cerebro y de la retina ocular, y ayuda a proteger el corazón y el sistema circulatorio.

 

 

 

Adicional a eso es una gran fuente de vitaminas A, D, E B1, B2, B3, B12 y minerales como calcio, fósforo, hierro, potasio, sodio, selenio, magnesio y yodo.

Otro de los beneficios que proporciona, sus propiedades nutritivas, es su efecto antiinflamatorio, favorece el tono y desarrollo muscular, ayuda a la agilidad mental.

Aunque su contenido calórico suele ser bajo, varía dependiendo de la forma en que es cocinado, por ejemplo si se prepara frito o rebozado las calorías aumentarán, pero si se cuece al horno, a la plancha o al vapor su aporte energético no variará demasiado.

Gracias a su composición proteica y su bajo contenido graso, hace que el pescado sea un alimento fácil de digerir, obvio sin agregarle mucha grasa o condimentos irritantes durante su preparación

En México se consume en mayor proporción trucha, jurel, peto, bonito, sardina, atún, sierra y macarela. Pero es importante se consuma el mismo día que se compre ya que suele descomponerse con facilidad y de manera muy rápida si no se encuentra en las condiciones necesarias de higiene y conservación. Por eso es importante mantenerlo en refrigeración (hasta 5 días) o congelarlo (dura meses).