Sexting, un práctica de alto riesgo entre jóvenes

El sexting puede resultar muy divertido al inicio pero después puede traer consecuencias que no favorezcan a los jóvenes.

El sexting es una actividad de alto riesgo pero últimamente ha cobrado mucha fuerza. Este término es la contracción de sex y texting, anglacismos que se refieren a tomarse fotografías o videos con contenido erótico para luego enviarlas haciendo uso de la tecnología.

Esta práctica tiene el propósito de incentivar a la pareja, pero es de alto riesgo porque puede caer en las manos equivocadas. La misma tecnología se presta para que sea difundida rápida y fácilmente. Los daños son incontables y permanentes, pues una vez el material sea difundido masivamente, ya no se puede deterner y puede llegar hasta al otro lado del mundo.

El sexting atrae porque es un estímulo visual y el 70% de información que se recibe, entre a través de la vista. pra evitar que esta práctica se propague más, los jóvenes deben saber que el contenido puede ser difundido por varias razones. Los jóvenes que practiquen el sexting serán vulnerables de varias formas:

  • Venganza, pues cualquiera de los dos puede tener una actitud inmadura y perversa. Es más probable si la relación terminó en malos términos.
  • Acoso y extorsión, las fotografías o videos pueden caer en manos de extorsionadores o acosadores.
  • Exposición de la intimidad, la intimidad no tiene por qué ser pública, pero con el sexting es más probable que ocurra. Al acceder a esta práctica, los involucrados nunca sabrán a cuántas personas llegará el material.
  • Daño psicológico y moral, cuando las imágenes o videos son expuestos, los jóvenes involucrados pueden sufrir angustia, depresión, vergüenza, persecución e incluso se han reportado casos de suicidio.

Cualquier persona puede sufrir las terribles consecuencias de sexting, incluso famosos. Tal es el caso de Rihanna, Belinda, Noelia, Vanessa Hudgens, Miley Cirus y muchas más.