Técnica de presión para la relajación

No sólo lo intentes, alcanza la relajación con esta técnica de presión.

En nuestro cuerpo existen varios puntos de presión con los que podemos alcanzar la relajación. Si no sabes con cuánta fuerza o por cuánto tiempo ejercer presión, practica después de conocer la técnica de presión y consigue no sólo la relajación sino el alivio de dolores, como los dolores menstruales.

Presiona…

con la punta del dedo pulgar o índice. Haz presión hasta que sientas una ligera resistencia en el punto.

Sujeta…

la presión. Manténla mientras realizas varias respiraciones profundas. Por lo general, un minuto de presión y respiraciones simultáneas es suficiente para alcanzar la relajación.

Varía…

la fuerza de presión. Presiona más profundo mientras aspiras y disminuye la presión al inhalar.

Repite…

la técnica de presión para la relajación. Muchos se quejan de que esta técnica no sirve, pero ellos apenas han hecho algunos toques. Para que sea efectiva, debes repetir y concentrarte al aplicar presión. Hazlo de manera firme, concentrada y repetida.