Tratamientos para la flacidez

Los tratamientos para la flacidez son efectivos si quieres lucir un cuerpo firme y tonificado. Sólo recuerda que todo tratamiento requiere constancia.

La flacidez, junto con la celulitis, es una de las peores enemigas de toda mujer. La flacidez surge cuando las fibras de colágeno de la piel, que mantienen la piel elástica, se degradan.

Las zonas más propensas a padecer de flacidez son las más elásticas, como el abdomen, los muslos, los brazos, las piernas, caderas y nalgas.

Los tratamientos para la flacidez corresponden al área afectada y a las razones que dieron paso a la flacidez. Estas pueden ser: pérdidas bruscas de peso, sedentarismo, alimentación desequilibrada, abuso de rayos solares, factores genéticos entre otros.

Como parte de los tratamientos para la flacidez, la buena alimentación es básica para que el organismo funcione correctamente.

Las duchas de agua fría son efectivas para la flacidez en todo el cuerpo porque estimulan la circulación. Puedes usar anticelulíticos y cremas reafirmantes para que tu piel luzca mejor. El ejercicio diario también es bueno para la flacidez en áreas problemáticas.

Pero si necesitas una ayuda extra, el Insituto Médico Estético de Madrid tiene un programa de tratamientos corporales que te puede ayudar para eliminar la flacidez.

Para la flacidez, ellos proponen un tratamiento de 1 hora de reafirmación corporal con ondas de radiofrecuencia de baja intensidad. Como parte del tratamiento sigue una hora de un masaje linfático integral. Se continúa con un coctel homeopático reductor de una hora. Esta última fase del tratamiento reduce el volumen localizado en glúteos, adbomen y muslos al activar la circulación sanguínea y linfática y eliminar líquidos y toxinas.