¿Cómo se forma un tornado?

¿Cómo se forma un tornado?

Un tornado es una perturbación atmosférica violenta en forma de remolino que se forma a partir de una nube cumulonimbus, la cual provoca un intenso descenso de la presión en el centro del fenómeno y fuertes vientos que circulan en forma ciclónica, explica la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en México.

Los tornados desarrollan vientos con velocidades de 60 kilómetros por hora hasta más de 450 kilómetros y pueden medir de 75 metros a dos kilómetros de ancho, además pueden trasladarse a más de 100 kilómetros antes de desaparecer, detalla Conagua en su sitio de Internet.

El tornado se produce antes de las tormentas eléctricas y se forman cuando hay cambios en la velocidad y dirección de ésta, por lo que en su mayoría se generan en la tarde y en primavera o verano, sin embargo, éstos fenómenos pueden formarse cualquier día y hora.

La clasificación de los tornados, que son captados por radares de impulsos Doppler, va desde leves, moderados, considerables, graves, devastadores y extremadamente destructivos, de acuerdo a la escala Fujita mejorada o escala EF.