Denuncia penal contra Tecnoradio, empresa vinculada con Radiorama, por licitación amañada de frecuencias

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) denunció este martes penalmente al presidente de la empresa Tecnoradio, Alí Bañuelos, ante la Procuraduría General de la República (PGR).

La demanda es por el posible falseamiento de información que pudiera derivar en diversos tipos de delitos de orden federal.

Tecnoradio es la firma que participó como nuevo entrante en la licitación de estaciones de radio -a pesar de que se le vincula con el grupo Radiorama, por lo que no se trataría de un nuevo participante- y que incumplió con el pago de alrededor de 288 millones de pesos por las 37 frecuencias que había ganado, el pasado 22 de mayo.

El IFT detalló más temprano que el titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos del IFT acudiría esta tarde a las instalaciones de la Procuraduría para emprender la demanda penal en contra del presidente de Tecnoradio, quien es señalado por tener vínculos con Javier Pérez de Anda, uno de los principales socios de Radiorama, el grupo radiofónico más grande del país.

Los hechos refieren que tras de adjudicarse 37 estaciones de radio en subasta realizada por el IFT, se detectó que el representante legal de Tecnoradio, Alí Barrales tenía relación familiar con otros empresarios de esta rama, a través de su esposa Viviana Toscano.

Dicho parentesco no está permitido por la ley, por lo que el representante habría faltado a la verdad en los documentos entregados al IFT para participar en la licitación.

Al respecto, Carlos Silva, titular de asuntos jurídicos del IFT, señaló que “en término de las bases, había una manifestación bajo protesta de decir verdad, de todos los participantes en relación que no deberían tener nexos con ningún otro concesionario o accionista de ellos, hasta en cuarto grado de parentesco.”