Conoce a uno de los detenidos en el atentado de Londres

Khuram Butt era uno de los atacantes yihadistas.

 

Khuram Butt era un vecino del tranquilo barrio de Barking, lugar a este de Londres. Las tardes las pasaba sentado en las escaleras de su hogar, por lo menos así los han descrito vecinos que convivieron con él, antes de enterarse de los hechos y la detención del mismo en el atentado de Londres, que hasta el momento, le ha costado la vida a más de ocho personas y dejando a muchas más lesionadas.

Un vecino normal, con pláticas comunes con los niños del vecindario, además de acompañarlos a jugar algún partido de fútbol. Ese era Khuram Butt.

Erica Gasparin, vecina del vecindario ya había comentado que en una ocasión encontró a Butt hablando del islam con un grupo de jóvenes del vecindario, “trataba de adoctrinarlos” dijo la ciudadana.

En las noticias del domingo, pudo reconocer su rostro en una emisión que mostraba a los detenido del atentado realizado en Londres apenas un día con anterioridad.

Butt es un ciudadano británico con origen paquistaní, que contaba con 27 años de edad, viviendo en una serie departamental con diferentes edificios, caracterizada por ser de clase obrera.

Esta comunidad de Barking ha sufrido una gran transformación, antes teniendo un 80% de población británica y ahora teniendo el 60% de diferentes nacionalidades.

Dos de los tres terroristas que fueron detenidos el pasado fin de semana habitaban en esa zona, por lo cual esta misma ha sido puesta sobre los focos de atención de las autoridades locales.

Otros vecinos de la zona describen a Butt como un tipo normal, pero apasionado por el fútbol, algo de lo más común en Londres.

Cuando nos cruzábamos le gustaba comentarme cosas de los partidos. Ambos somos del Arsenal”, explica el vecino que trabaja como carnicero de la zona.

Butt fue expulsado de la mezquita a la que asistía normalmente, y muchos de sus vecinos describen este hecho como el que hizo que se transformara totalmente y fuera parte del atentado que terminó con la vida de ocho personas, hasta el momento confirmadas.