División en elecciones de Perú

Ollanta Humala pide al apoyo del pueblo en Perú

Ollanta Humala pide al apoyo del pueblo en Perú

Las acusaciones, insultos y guerra sucia han superado todas las expectativas en una virulenta campaña por la segunda vuelta en las elecciones de Perú.

Perú se encuentra en una situación de profunda división debido a que sus votantes deben escoger al presidente entre Keiko Fujimori, la hija del ex presidente Alberto Fujimori encarcelado por violaciones a los derechos humanos y corrupción, u Ollanta Humala, un ex militar que en el pasado tuvo vínculos con el presidente de Venezuela Hugo Chávez y que promete redistribuir la riqueza del país en favor de los pobres.

Los dos son considerados populistas, pero se ubican cada uno a un extremo del espectro político.

Casi la mitad de Perú no votó por ninguno de ellos en la primera vuelta de las elecciones realizadas el 10 de abril, sino por alguno de los otros tres candidatos de centro, que terminaron por dividirse los votos y quedaron fuera de carrera.

Las encuestas muestran en estos últimos días de campaña que sigue existiendo una división en la intención de voto y que los dos candidatos se encuentran casi empatados.

Ollanta Humala tras ganar la primera vuelta de las elecciones de Perú con el 32% de votos, los insultos se propagaron en las redes sociales, acusando a los nativos de los Andes (donde la prosperidad económica se siente menos) de ser ignorantes por apoyar a Humala.

El problema de Perú puede ser atribuido a una élite conservadora, aun imbuida de una mentalidad colonialista, que no comprende el por qué podría ser una buena idea el distribuir mejor la riqueza.