Que Cuauhtémoc Blanco sí firmó contrato para contender como alcalde

Un tercer peritaje en grafoscopía forense concluye que la firma que aparece en un contrato de prestación de servicios, exhibido por el Partido Socialdemócrata (PSD) para acreditar que pagó a Cuauhtémoc Blanco 7 millones de pesos por contender por la alcaldía, sí fue plasmada de puño y letra por el futbolista.

Copia del dictamen fue divulgado en redes sociales por Roberto Yáñez, uno de los principales líderes del PSD en Morelos, y exsecretario municipal con Blanco Bravo.

La Fiscalía subraya que el contrato de servicios fue signado por Roberto Carlos Yáñez Moreno, José Manuel Sanz Rivera, en calidad de representante de Cuauhtémoc Blanco y el futbolista como ‘prestador’ de servicios.

EI perito en grafoscopia forense, Ignacio Ortiz Sánchez, adscrito a la Fiscalía Regional Metropolitana, sostiene que Blanco Bravo es el autor de las firmas Iegibles cuestionadas plasmadas y elaboradas en el Contrato “ya que presentan un mismo origen gráfico y mismas características de elaboración antes señaladas al pie y cuerpo de este informe pericial”.

La conclusión del estudio subraya que los elementos base para el cotejo del contrato fueron las firnas plasmadas por el Cuau en su comparecencia de agosto de 2016 para declarar respecto al caso.

En enero de 2016, Cuauhtémoc Blanco llegó a la alcaldía de la mano de los hermanos Roberto y Julio Yáñez, (el segundo es diputado local del PSD).

Durante seis meses compartieron el poder en el ayuntamiento de Cuernavaca, hasta que el edil decidió romper relaciones con los hermanos, su equipo de trabajo y el PSD al detectar presuntos actos de corrupción.

Por ello, Roberto Yáñez fue cesado como secretario municipal, y en agosto de 2016, acudió con la periodista Denise Maerker para exhibir un contrato de prestación de servicios por el que supuestamente Cuauhtémoc cobró 7 millones de pesos para contender por la alcaldía de Cuernavaca bajo las siglas del PSD.

Blanco respondió a la divulgación del contrato y presentó una denuncia por los delitos de falsificación de firmas, uso de documentos apócrifos, extorsión y amenazas, en contra de los hermanos Roberto y Julio Yáñez.

Las firmas que plasmó en su denuncia sirvieron para cotejarlas con las que contiene el contrato de servicios, cuyo original fue “extraviado” por Roberto Yáñez en un viaje que realizó a la Ciudad de México, según declaró a la prensa.