Exigen que hijos del presidente de Yemen salgan del país

Manifestantes antigubernamentales en las calles de Yemen que exigen la renuncia del presidente, Alí Abdalá Salé.

Las calles de varias ciudades de Yemen se han visto colmadas este domingo 26, de cientos de miles de manifestantes que exigen que los hijos del presidente de Yemen salgan del país. Las exigencias no se dirigen sólo a los hijos del presidente de Yemen, Salé, sino a otros miembros de su círculo íntimo.

Ahmed y Jaled, hijos del presidente de Yemen, encabezan sendas unidades de mando militar y han desempeñado un papel crucial en la protección del régimen de su padre mientras él se encuentra en Arabia Saudí recibiendo tratamiento por las heridas que sufrió durante el ataque al palacio presidencial a principios de junio. Los dos hijos del presidente de Yemen controlan el poder durante su ausencia.

La crisis política de Yemen inició en febrero con protestas pacíficas que originalmente pedían que después de 33 años en el poder, Salé, el presidente, tuviera su fin. Durante una ofensiva, las fuerzas de seguridad mataron a por lo menos 167 personas.

Esta agitación política presenta peligro de inestabilidad para Arabia Saudí, un país vecino gran productor de ptróleo. Asimismo, Europa y Estados Unidos se encuentran preocupados ya que la crisis en Yemen puede abrir camino a la rama yemení de Al-Qaeda. Este grupo ha encontrado refugio en zonas montañosas del país y ha estado detrás de varios ataques casi exitosos contra objetivos estadounidenses.

Washington considera al presidente de Yemen, un socio esencial en la lucha contra al-Qaeda y le había dado a su gobierno millones de dólares en ayuda militar. No obstante, ha estado presionando para que renuncie para prevenir un mayor derramamiento de sangre en el país.