Guatemala: Acusan a ex vicepresidenta por millonarios sobornos

Ingrid Roxana Baldetti

La fiscalía de Guatemala acusa a Ingrid Roxana Baldetti,  ex vicepresidenta de recibir 3.7 millones de dólares en sobornos durante la primera audiencia judicial por supuesta participación en una red de defraudación fiscal.

Ingrid Roxana Baldetti renunció el 8 de mayo ante las acusaciones, acudió a su primera audiencia frente a juez para declarar por su implicación en el caso.

El juez Miguel Ángel Gálvez a cargo del proceso judicial dijo que la audiencia era de primera declaración y que “en ningún momento se le está acusando…Lo único que está haciendo es que a criterio del órgano jurisdicción es que existe una sospecha fundada”.

La Fiscalía dijo en su acusación contra Baldetti que “se ha determinado su participación en la organización criminal… y de haber recibido 28,5 millones de quetzales (unos 3.7 millones de dólares)”, en sobornos.

La audiencia transcurre con un gran dispositivo de seguridad, mientras a las afueras de tribunales decenas de personas gritan “corrupta, ladrona” contra la ex vicepresidenta.

Según la acusación de la fiscalía, tras un año de investigaciones se estableció que la ex vicepresidenta recibió el 50% de los sobornos que supuestamente recibía la estructura “La Línea”, una red de funcionarios y particulares que ayudaba a empresarios a evadir impuestos.

Vestida con un traje azul y blusa blanca, Baldetti, se sentó por primera vez en el banquillo de los acusados, junto a cuatro de sus abogados, sin grilletes.

La fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala acusan a Baldetti de estar vinculada a “La Línea”, que trabajaba en tres aduanas del país.

La ex vicepresidenta ha negado tener relación con estos hechos.

La fiscal general Thelma Aldana dijo el viernes que hay evidencia para “creer la participación de Baldetti en la estructura”.

Las autoridades también han solicitado el retiro de la inmunidad del presidente Otto Pérez Molina para que sea investigado en el mismo caso debido a que hay indicios de que recibió la misma cantidad de sobornos que Baldetti.

El mandatario negó los cargos en su contra el domingo y dijo que no renunciará a la presidencia a pesar de las “graves acusaciones en su contra”.

La ex vicepresidenta es acusada de los delitos de asociación ilícita, defraudación aduanera y cohecho pasivo.

En uno de los allanamientos hechos por las autoridades se encontró una cotización a nombre del presidente Pérez Molina que buscaba blindar su vehículo Jaguar XF por 23.000 dólares.

Según las autoridades, Juan Carlos Monzón Rojas, el prófugo exsecretario privado de Baldetti, también era uno de los cabecillas.

La comisión investigadora, un ente de Naciones Unidas para desarticular cuerpos clandestinos y aparatos de seguridad incrustados en el Estado, ha presentado hasta el momento 88.000 escuchas telefónicas en las que varios miembros de la red mencionan a una mujer como “la 2”, “la señora”, y que según las autoridades se trata de Baldetti.

Hasta el momento las autoridades no han establecido la cantidad exacta del fraude, pero estiman que son varios millones de dólares. Las autoridades han dicho que en el caso hay 100 personas investigadas incluidas al menos la mitad en prisión.