Incendio forestal en Arizona arrasa con 10 mil hectáreas de bosque

Un incendio forestal que ha devorado, desde el sábado pasado, más de 10 mil hectáreas de pinos en el Bosque Nacional Prescott, en el área central de Arizona, continuaba hoy avanzando a pesar de los esfuerzos de más de 800 bomberos que lo combaten.

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, quien el miércoles pasado declaró el estado de emergencia en la zona del condado de Yavapai, anunció que visitará el área este jueves.

Ducey instó al público a no interferir con los esfuerzos de lucha contra incendios al volar aviones no tripulados (drones) sobre las áreas afectadas. La advertencia se da luego que el vuelo de un drone provocó la suspensión de operaciones aéreas durante una hora este miércoles.

El incendio, cuya causa está aún bajo investigación, está afectando un área al sur de Prescott, la misma zona donde hace cuatro años murieron 19 bomberos combatiendo otro siniestro, y se estima que ha sido contenido en apenas 1.0 por ciento.

El jefe de operaciones del Equipo de Administración de Incidentes del Área del Suroeste, Todd Abel, expresó este jueves su optimismo de que los equipos de bomberos puedan controlar las llamas para la medianoche del 4 de julio próximo, cuando se conmemora el Día de Independencia.

Abel dijo que los bomberos han estado concentrando sus esfuerzos en el extremo sur del incendio, así como en la parte oriental de la Carretera Estatal 69, cerca de la comunidad de Mayer.

El extremo sur está “abotonado” después de los últimos días de operaciones intensivas, apuntó Abel, y “las cosas se ven muy bien” cerca de Mayer, donde los residentes pueden comenzar a regresar a sus casas, indicó.

“Hemos estado trabajando muy duro allí para asegurarnos de que (el fuego) se quede donde está”, aseveró.