Irán pide al mundo reforzar lucha contra el terrorismo tras atentados

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, pidió hoy la cooperación regional e internacional para reforzar la lucha contra el terrorismo, tras los atentados perpetrados por el Estado Islámico (EI) en el Parlamento y el mausoleo del imán Ruholá Jomeini en Teherán, que dejaron 12 muertos y 42 heridos.

“El mensaje de Irán, como siempre, es que el terrorismo es un problema mundial por lo que es necesaria una alianza global para luchar contra el extremismo y la violencia”, dijo Rohaní en un comunicado difundido por medios iraníes.

Sostuvo que los ataques en su país, que calificó de “actos ciegos y cobardes de unos mercenarios terroristas” contra personas inocentes, harán más unido al pueblo iraní y fortalecerá aún más su postura contra el terrorismo.

“Sin ninguna duda, los acontecimientos terroristas de hoy en Teherán reforzarán la determinación de Irán de luchar contra el terrorismo regional, el extremismo y la violencia”, enfatizó.

Este miércoles, dos células terroristas del EI atacaron el Parlamento iraní y el mausoleo del ayatolá Ruholá Jomeini, fundador de la República Islámica, causando 12 muertos y unos 42 heridos, según un balance de los servicios de emergencia.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, también condenó los ataques terroristas “indiscriminados” en su país y reiteró que el terrorismo amenaza a Medio Oriente y el resto del mundo.

“El terrorismo es un problema al que nos enfrentamos en Medio Oriente y a nivel global”, dijo Zarif a la prensa a su llegada a Turquía para discutir las relaciones bilaterales y el desarrollo de algunos conflictos regionales, en particular Siria.

Expresó sus condolencias a familias de las víctimas mortales y heridos de los atentados en Teherán y aseguró que tales actos fortalecerá todavía más la postura del pueblo iraní contra el terrorismo.

Respecto a los últimos acontecimientos preocupantes en la región, se pronunció por mantener un estrecho intercambio de ideas e información con Turquía.