James Holmes condenado a cadena perpetua

James Holmes

James Holmes fue sentenciado a prisión perpetua sin posibilidad alguna de libertad condicional por el asesinato de doce personas en un cine de Colorado el 20 de julio de 2012.

El juez de origen salvadoreño Carlos Samour Jr. dijo que el acusado era alguien que había renunciado a la vida y que canalizó su odio y resentimiento en la matanza de inocentes.

El magistrado contrastó el ataque de James Holmes con la compasión de un jurado que votó por la cadena perpetua en vez de la pena de muerte y agregó que el juicio fue justo, aunque algunas víctimas se decepcionaron de que no le hubiesen impuesto la pena capital.

Los jurados rechazaron la declaración de demencia de Holmes y lo declararon culpable de haber matado a 12 personas e intentar matar a otras 70 al abrir fuego en un cine atestado en un suburbio de Denver el 20 de julio de 2012. Según los fiscales, 11 jurados votaron por la pena de muerte y uno por prisión perpetua. La ley de Colorado exige que la pena de muerte sea aprobada por unanimidad, y por eso Holmes fue sentenciado a perpetua.