México solicitará a España extradición de colaborador de Duarte

Así lo informó el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso

El secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, informó hoy aquí que la cancillería que encabeza solicitará a España la extradición del mexicano Javier Nava Soria, detenido la víspera en este país.

En rueda de prensa conjunta con su homólogo español Alfonso Dastis al término de la XII Reunión de la Comisión Binacional España-México, agradeció a las autoridades españolas por su trabajo para la detención del excolaborador del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa.

La Policía Nacional de España confirmó que Nava Soria, es “uno de los prófugos de mayor interés para la justicia de México y considerado el principal colaborador del exgobernador de Veracruz, arrestado recientemente en Guatemala”.

En un comunicado, el Ministerio del Interior de España precisó que Nava tenía una Orden Internacional de Detención por delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, por lo que podría ser condenado en su país a unos 20 años de prisión.

Al ser preguntado por este caso, Videgaray expuso que “conforme al Tratado de Extradición con España, se solicitará su entrega, se está aún dentro del plazo que concede este acuerdo” a partir de las diligencias que para ello realice la Procuraduría General de la República (PGR).

Apuntó que una vez completado esos procedimientos, será Relaciones Exteriores la que habrá de solicitar al gobierno de España la extradición.

De acuerdo a lo informado por la policía española, el detenido participó junto a Duarte en diversas operaciones con recursos de procedencia ilícita, elaborando contratos a empresas fantasmas y usando testaferros.

Su objetivo era transferir supuestamente elevadas cantidades de dinero público mexicano destinado a educación y salud entre los años 2012 y 2015, para utilizarlos en la adquisición de inmuebles tanto en México como en el extranjero”, indicó la dependencia española.

La detención se realizó en un hotel de Cabrils, provincia de Barcelona (noreste de España).

La operación fue realizada por las Oficinas Nacionales de Interpol España e Interpol México, y la colaboración de la Procuraduría General de la República mexicana, así como el Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales.