Ola de calor en Bolivia complica crisis eléctrica

Ola de calor en Bolivia complica crisis eléctrica

La ola de calor en Bolivia, sumado a la falta de lluvias, ha complicado la situación de la crisis eléctrica en el país, pues el consumo ha aumentado a 930.5 megavatios (MW).

De acuerdo a los especialistas, noviembre fue el mes más caluroso con registros históricos en las zonas andinas y amazónicas del país.

“El registro de temperaturas altas e inusuales está aumentando la demanda”, declaró Nelson Caballero, gerente de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), la mayor generadora de Bolivia.

Las autoridades señalan que algunas empresas hidroeléctricas funcionan actualmente con caudales mínimos debido a la falta de lluvias, aunque la mayoría del suministro proviene de termoeléctricas alimentadas por gas natural.

La ola de calor en Bolivia solamente ha dificultado el estancamiento eléctrico de la nación, lo cual se aúna a falta de inversiones y problemas técnicos mientras la demanda sigue en aumento.