El pago de vivienda toma la mitad del sueldo de un ciudadano estadounidense

El pago de vivienda toma la mitad del sueldo de un ciudadano estadounidense

Un lugar para vivir es un lujo que no muchos pueden costear en este país, el pago de vivienda toma la mitad del sueldo de un ciudadano estadounidense.

El incremento en el precio de las rentas de casas está afectando cada vez a más familias en Estados Unidos desde la crisis económica de 2007.

Para un 30% de los inquilinos, vivienda y servicios consumen al menos la mitad del ingreso familiar, de acuerdo con un análisis de datos del censo realizado por Enterprise Community Partners, una organización que promueve la vivienda asequible.

El número de hogares en estas condiciones subió 26% a 11,25 millones desde 2007, una señal de que la recuperación que ya lleva seis años y medio ha dado poco alivio a muchos en el país.

El gobierno considera una carga excesiva si el costo de la vivienda supera el 30% del ingreso.

“Esto vuelve muy difícil compensar”, dijo Angela Boyd, vicepresidenta en Enterprise Community Partners. “Hay dilemas financieros todos los días sobre pagar la renta o comprar la despensa“.

La crisis releja los inconvenientes de la recuperación: los salarios no han compensado los altos precios de las rentas. Y al mismo tiempo, la construcción no ha logrado mantener el paso ante la demanda de inquilinos. La recesión afectó a los más jóvenes, quienes ya tenían una casa pero enfrentaron embargos, así como a los empleados con bajos salarios.

El resultado es que 2,3 millones familias más enfrentan presiones que los dejan peligrosamente cerca de la indigencia.